Philae se echa a dormir por falta de batería

La carrera espacial se inició por una rivalidad entre Estados Unidos y Rusia, y fruto de está competición se consiguió que los humanos pisásemos la Luna por primera vez en nuestra historia. Por suerte, el avance en diversos campos de la ciencia sigue progresando y con ello la carrera espacial también.

Philae sobre el Cometa

Philae sobre el Cometa

Hace unas semanas se consiguió que el módulo Philae, el primer artefacto humano que consigue aterrizar sobre un comenta, agotó sus baterías lo que le obliga a iniciar en modo reposo hasta que consiga recargarse por medio de sus paneles solares. La Agencia Espacial Europea (ESA): “Con las baterías de Philae agotados y sin suficiente luz para recargarlas, el artefacto ha entrado en modo reposo donde le espera un silencio potencialmente largo”.

De todos modos Philae antes de apagarse ha conseguido termitirnos valisosos datos sobre su estancia en el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko. A partir de ahora tendremos que esperar a que los panales solares reciban la suficiente luz para poder volver a funcionar al 100% correctamente. Nos tocará esperar.

Crean músculos artificiales para ayudar a personas discapacitadas

Japón desde la segunda guerra mundial inició una carrera hacia la tecnología que parece que no va a tener final. El último campo en los que destacan los japoneses es en la robótica donde Honda dispone de unos de los robots más avanzados del mundo. Incluso para maximizar la investigación se crean torneos de robots, para jugar al fútbol.

No contesto con esto, los investigadores japoneses siguen investigando en robótica y esta vez buscan ayudar a los discapacitados creando músculos artificiales, la creácion viene por parte del Instituto Tecnológico de Tokio. Los músculos creados son más versátiles y potentes que otros músculos convencionales.

Músculos Artificiales

Músculos Artificiales

Según cuenta Koichi Suzumori, el líder del equipo, los músculos creados de fibra artificial compuestos de tubos de caucho y poliéster entrelazados que se expanden o contraen cuando se les aplica aire a alta presión, imitando a los músculos humanos cuando reciben estímulos nerviosos. Cada filamento tiene un diámatro de 1,8 mm y tienen la capacidad de generar una fuerza de 600 gramos, por lo que aplicando un centenar de éstos conseguimos obtener una fuerza de unos 60KG de peso. Se espera que se apliquen en personas discapacitadas, aunque también podrían ser aplicadas para actividades con una gran actividad física como rescates de personas o movilidad de grandes mercancías.